Filosofía 100% natural y ecológica

Las primeras transformaciones de la savia de HEVEA se realizaron en 1928, gracias a la vulcanización inventada por Mr. Charles Goodyear.

El caucho utilizado por Vulli proviene del árbol de HEVEA, que crece en Malasia.  Cada mañana, antes del calor del día, se extrae la savia del árbol, una leche fluída que proviene de células situadas bajo la corteza.  Esta savia se llama “látex”.  El látex es natural, flexible, impermeable, aislante y agradable en cuanto a su tacto y olor.

Vulli gracias a un procedimiento único y una técnica llamada de roto-moldeado, calienta esta savia (látex), y después de 14 operaciones manuales, se consigue esta pequeña maravilla llamada “Sophie la girafe”.

sophie-Fabricacion



MENU