Un Juguete Único

Había una vez una historia muy sencilla…

La pequeña jirafa nació en un esperanzador 25 de mayo de 1961, el día de Santa Sofía!

En aquellos días, sólo los animales domésticos o animales de granja estaban representados en el mundo de los juguetes. Entonces, un día en Francia , un tal señor Rampeau, especialista en la transformación del látex del árbol Hevea mediante el moldeo rotacional de caucho como un concepto de fabricación de juguetes, tuvo la idea de diseñar una jirafa. Esta representación exótica fue el primero de su clase en el mercado!

sophie-born_in_paris

Su tamaño y forma eran ideales para que el agarre del bebé. La primera Sophie la girafe, como todavía se le conoce hoy en día, entró en producción el jueves 25 de mayo y de ahí, el origen de su nombre. Fue un éxito inmediato. Desde el principio, los padres jóvenes reconocieron algo en ella que era esencial para su bebé. Cuando aparecen los primeros signos de la dentición, el bebé dejaba de llorar gracias a Sophie la girafe, que masajea sus encías y ayuda a calmarlos.

Luego, por simple boca a boca, la fama de la pequeña jirafa se extendió por todas partes.

Alrededor del mundo, a generaciones y generaciones de niños les encanta escuchar el sonido que emite Sophie la girafe cada vez que se aprieta su barriga o su cabeza.

La compañía Vulli, situada en Rumilly (Francia) guarda celosamente el secreto de fabricación de este icónico juguete.

Actualmente, Sophie la girafe se sigue produciendo “artesanalmente”, un proceso que implica más de 14 operaciones manuales. Su composición es de base en 100% de caucho natural derivado a partir de la savia del árbol Hevea.

Hoy por hoy, Sopie la girafe sigue siendo la preferida por miles de madres alrededor del mundo como el primer juguete del bebé.



MENU